Nuevos incidentes en la final griega entre Olympiakos y Panathinaikos

Nuevos incidentes en la final griega entre Olympiakos y PanathinaikosGraves incidentes los que se han producido en el Pabellón de la Paz y la Amistad acabando con la interrupción del partido a falta de 1 minuto y 26 segundos. Se intentó evacuar las gradas para continuar sin público pero no fue posible y los árbitros decidieron dar por concluido el encuentro con 71 - 76. Pues la final de la liga griega nada ha tenido que envidiar a las actuales revoluciones que se están produciendo en distintos puntos del mapa geográfico y es que en tres partidos que ha durado la final ha dado tiempo a suceder multitud de lamentables situaciones. Como ya sucediera como en Euroliga contra el Barcelona, Dimitris Giannakopoulos, presidente del Panathinaikos, caldeaba el ambiente con lamentables declaraciones pidiendo más controles antidoping para eliminar posibles sospechas. Lejos de estos echos, en el descanso del segundo partido, nuevamente Giannakopoulos, acude al vestuario de los árbitros para avisarles de que "no van a salir de allí". Como es lógico su rival pedía una sanción ejemplar pero la federación simplemente le imponía la prohibición de acceso a un pabellón durante tres meses y una multa de 22.000 euros. Con el tercer partido en la cancha de Olympiakos y un 0-2 en su contra que le dejaba contra las cuerdas continúan los incidentes. Una huelga convocada por los medios de comunicación hace que una cadena distinta a la habitual, SKAITV, se tenga que hacer cargo de la retransmisión del encuentro. Los seguidores, por llamarlos de alguna manera, del equipo local antes del comienzo del choque rompe una cámara de televisión. Media hora después, una bengala de la hinchada local impacta en la pierna del jugador de PAO y ex-ACB, Michael Bramos, obligándole a pasar por vestuarios. Incluso integrantes de la directiva local tuvieron que pedir calma a los aficionados antes del inicio del partido porque se veía lo que podía suceder. El Panathinaikos era recibido de esta manera: Por los incidentes que dieron con la conclusión del partido no vinieron si no hasta el final del partido cuando el marcador se situaba con 72 - 76 para el conjunto visitante. Caían bengalas en el banquillo visitante que obligaba al equipo verde a enfilar el túnel de vestuarios. Mientras tanto la hinchada se enfrentaba y peleaba con la policía en las gradas, mientras el trío arbitral pedía la evacuación del pabellón para la continuación del partido. Fue imposible desalojarlo del todo y terminaron por dar por finalizado el encuentro con victoria visitante lo que les daba la obtención del título liguero.

Artículos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.